Saltar al contenido

Pescado Para la Salud

30 octubre, 2017


EL PESCADO EN RELACIÓN CON LA SALUD.

  • El pescado es un alimento nutritivo, sabroso y muy saludable, recomendable para todas las edades.
  • Componente esencial de la dieta mediterránea, tan equilibrada y beneficiosa para la salud.
  • Se trata de un alimento con un contenido relativamente bajo en calorías.
  • Los pescados son ricos en proteínas de alto valor biológico. Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales necesarios para el desarrollo, crecimiento y mantenimiento corporal.
  • Contiene minerales indispensables para el organismo (calcio, hierro, fósforo, magnesio, yodo, potasio) y es también una buena fuente de vitaminas (vitaminas A, D, E, vitaminas del grupo B).
  • Las grasas del pescado son de lo más saludable, porque son insaturadas. Los ácidos grasos omega-3, presentes en gran cantidad en el pescado azul, nos ayudan a regular los niveles de colesterol, reducen la presión arterial y nos protegen frente a las enfermedades cardiovasculares.
  • Diferentes componentes del pescado ayudan a prevenir diversos trastornos: articulares, óseos, bocio…
  • Es además un alimento fácil de digerir.
  • Se recomienda consumir pescado como mínimo 4 veces a la semana; de estas al menos dos raciones de pescado azul.

¿PESCADO BLANCO O AZUL?

El contenido en grasa de las especies de pescado es muy variable, y en función de éste pueden dividirse en pescados blancos (contienen menos de un 2% de grasa), semigrasos (con un contenido de grasa entre el 2 y el 5%) y pescados grasos o azules (contenido en grasa superior al 5%).

BLANCO

AZUL

SEMIGRASO

Anchoa

X

Sardina

X
ChicharroX
VerdelX
MerluzaX
Rape X
GalloX
BonitoX
AtúnX
BacalaoX
LenguadoX
LubinaX
SalmónX
DoradaX
Trucha X
BesugoX
RodaballoX

FRESCURA DEL PESCADO

Se puede distinguir si el pescado está recién capturado. La clave: fijarse en la piel, los ojos, las agallas y su olor.

No todas las especies se deterioran de la misma forma. Por ejemplo una anchoa apenas dura cuatro días mientras que un bonito o un atún pueden aguantar tres semanas si se mantiene en buenas condiciones.

Existen una serie de variables que nos permiten determinar con bastante exactitud la frescura de un pescado para saber cuántos días podemos seguir manteniéndolo en cámara antes de su consumo. Los cuatro indicadores básicos de frescura son: la piel, los ojos, las agallas y el olor.

Una piel luminosa y con brillo es generalmente una buena señal. Casi todos los peces recién capturados están cubiertos de una mucosa transparente que les sirve de protección. Aunque esa capa desaparece muchas veces por la manipulación y los lavados, el brillo y los colores nítidos se mantienen en los ejemplares más frescos.

También los ojos dicen mucho de su estado. En el caso de la merluza, cuanto más planos, mejor. Por el contrario, el hundimiento de los globos oculares y el emborronamiento de la pupila, que con el tiempo se vuelve gris, indican que la fecha de caducidad está próxima.

El olfato es otra de las guías elementales. Si el ejemplar es fresco, apenas tiene olor, únicamente un leve aroma a algas marinas y marisco, que se va haciendo más penetrante y desagradable a medida que pasa el tiempo.

Una última señal son las agallas, que es un indicador fundamental entre los profesionales del sector. Por lo general unas agallas rojas y brillantes delatan un pescado fresco.

Existen otros parámetros, más difíciles de detectar por parte de los consumidores. Por ejemplo, la textura: Se trata de palpar la pieza de la cola a la cabeza para ver si está firme. Si al presionar con el dedo el músculo recupera su posición inicial, se puede decir que está fresco. Asimismo, la capacidad de conservación tiene mucho que ver con el tamaño del pez. Cuanto más pequeño, menos tiempo aguanta en buenas condiciones. Hay otra regla básica: Las especies con más grasa – por ejemplo, el salmón- se deterioran a mayor velocidad que las demás. Capítulo aparte merecen los túnidos, con una resistencia al paso del tiempo muy superior al resto de las especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *