Saltar al contenido

Mejores Alimentos Diuréticos

14 noviembre, 2017

5 alimentos diuréticos

La retención de líquidos es un síntoma de otras dolencias que pueden ir desde problemas circulatorios hasta mal funcionamiento de la tiroides, trastornos cardíacos, renales o hepáticos, para ayudarte si tienes estos síntomas, mencionaremos alimentos diuréticos que favorecerán a tu organismo.

Quizás te interese:

Alimentos Bajos En Grasa

Alimentos Bajos en Calorias

Alimentos Bajos en carbohidratos y Azucares

La naturaleza nos provee de alimentos diuréticos que favorecen enormemente la expulsión de líquidos del organismo.

El Pomelo o Toronja

Está es una fruta que evita la retención de líquidos y es muy útil para depurar el organismo, cuidar el hígado y bajar de peso, ya que el pomelo ayuda a disolver la grasa.

Puedes injerir la fruta directamente o bien tomarlo en zumo natural, si no te agrada el sabor por ser amargo, puedes endulzarlo con miel o con edulcorante

Es un potente diurético, que favorece la expulsión de líquidos por lo que se recomienda para dietas de adelgazamiento.

Adicionalmente esta fruta posee pocas calorías y una gran capacidad de producir saciedad. Contiene una gran cantidad de agua, un 90% y sus propiedades ayudan a regular los niveles de insulina por lo que se recomienda para personas diabéticas.

Posee antioxidantes que retrasan el envejecimiento de las células, también es rico en potasio, magnesio, ácido fólico, vitamina C y ácidos como el oxálico o el málico.

Para conseguir el efecto desintoxicante será necesario beber en ayunas un vaso de zumo de pomelo durante un mes.

Es importante que estés en conocimiento de que el jugo de pomelo puede interactuar con ciertos medicamentos recetados y aumentar sus efectos considerablemente por lo que recomendamos consultar a tu médico antes de consumir regularmente jugo de pomelo si tomas algún medicamento recetado.

La patilla o sandía

Esta deliciosa fruta, conocida también como melón de agua, melancia o patilla, está compuesta por un 90% de agua, es un diurético muy eficaz. Además es una fruta muy refrescante e hidratante.

Su bajo aporte energético, aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos, la convierte en un alimento ideal para las dietas de adelgazamiento.

Aporta muchos minerales, principalmente potasio, que contribuye a mantener el equilibrio hidrosalino del organismo. Posee gran contenido de vitamina A, que favorece el crecimiento óseo y otorga resistencia a las infecciones.

Existen más de 850 variedades de esta fruta, se encuentra con forma redonda u ovalada, y su corteza puede ser verde oscuro, verde claro, o con rayas verde oscuro y verde claro.

Sus propiedades diuréticas se deben a que su alto contenido de agua aumenta la secreción de orina, permitiendo que las vías urinarias se limpien y se eliminen las impurezas a través de la orina, evitando problemas renales.

Se recomienda para personas obesas o personas que sufran retención de líquidos. Es una fruta ideal para para hipertensos, para quienes sufran problemas renales o con las vías urinarias y para personas con régimen de adelgazamiento.

Puedes consumir la fruta directamente o preparar un zumo delicioso y refrescante, que resulta ideal para días calurosos.

Posee muchas propiedades, te ayuda a eliminar mucosidades, previene enfermedades infecciosas, y al ser antioxidante previene problemas cardiovasculares y degenerativos, minimizando el riesgo de padecer cáncer. Al eliminar los ácidos acumulados en el organismo tiene efectos antirreumáticos y ayuda a limpiar los intestinos debido a su alto contenido de fibra

Es un potente mineralizante, resultando muy beneficioso para personas con fiebre, ya que aporta muchas sustancias nutritivas y es muy refrescante.

La cebolla

Posee múltiples propiedades terapéuticas, favoreciendo la eliminación de líquidos en exceso dentro del cuerpo.

Puedes consumirla cruda en ensaladas o agregarla a tus platos preferidos. También puedes preparar caldos de cebolla para beber a lo largo del día.

Su propiedad diurética ayuda a que los riñones cumplan su función, facilitando la eliminación de líquidos del organismo.

Diversos estudios clínicos han comprobado la cualidad de diurética de la cebolla, por lo que es muy recomendable para personas con problemas de retención de líquidos.

Existen más de cincuenta variedades de cebollas agrupadas, principalmente, en tres grandes categorías: la cebolla blanca, de sabor dulce, la cebolla amarilla y la cebolla roja

Entre sus propiedades está que es depurativa, renovadora de la sangre y rica en minerales y vitaminas A, B y C.. Se recomienda para personas débiles, convalecientes y anémicas. Estimula el hígado, la vesícula y el páncreas, lo que ayuda con el proceso digestivo. Su consumo en exceso es laxante.

Sus componentes (aceite etéreo, ácidos sulfociánico y silícico, y magnesio) actúan secando los tejidos y facilitando la filtración renal de agua y sal, por lo que es un diurético por excelencia.

El tomate

Consumir tomate regularmente ayuda al buen funcionamiento de los riñones, lo cual nos permite eliminar una gran cantidad de toxinas y fluidos que nuestro cuerpo ya no necesita, además es un alimento bajo en calorías.

Al ser rico en potasio, favorece enormemente la expulsión de líquidos del organismo, promoviendo el funcionamiento de los riñones, para la eliminación de las toxinas del cuerpo. Es muy recomendable para controlar la presión arterial y además posee alto contenido en vitamina A, B y C.

Es considerado como un alimento con efecto diurético ya que ayuda a la eliminación de un exceso de líquidos y de toxinas, beneficiando a quienes padecen retención de líquidos, hipertensión, hiperuricemia y gota, así como cálculos renales y oliguria.

    La Berenjena

Posee un alto contenido de agua y en flavonoides, es por esta razón que permite no sólo eliminar líquidos retenidos en el cuerpo sino también mejorar la circulación.

Se recomienda beber su agua tras hervirla, o también consumirla cruda y rallada para bajar de peso. Para preparar la conocida agua de berenjena debes pelas la piel, lávarla bien y córtala en cubitos. Luego colocas medio litro de agua en una jarra y añades los cubos de berenjena. Si lo prefieres puedes consumirla fresca, añadiendo un poco jugo de limón.

Es muy utilizada en las dietas adelgazantes ya que el agua de berenjena actúa como un diurético y un bloqueador de grasa, ayudando a personas a perder peso.

Su composición es en su 90% agua, por lo cual es un vegetal con muy bajas calorías y grasas. Además el aporte de hidratos de carbono es muy pequeño. Posee un alto poder depurativo debido a su alto contenido en líquidos y potasio. Es un regulador del organismo que ayuda a nuestro metabolismo para mantenerse en perfectas condiciones.

Obviamente consumir alimentos directicos de manera ocasional no dará resultados de inmediato, por lo que debes acompañar su consumo con una dieta baja en grasas saturadas o azúcares.

Para lograr el efecto diurético de estos alimentos debes consumirlas tres o cuatro de ellas entre las comida, pero debe ser lo más separado posible.

Debes tomar en cuenta que efectos diuréticos de estos alimentos no disminuyen el volumen de los tejidos adiposos, lo que hace es ayudar a la expulsión de los líquidos.

Como todas las cosas, su consumo en exceso es dañino, ya que la ingesta repetitiva de estos alimentos puede provocar alteraciones en los niveles de potasio en la sangre y y ocasionar una deshidratación, por lo que debes ser cuidadoso con las cantidades a consumir.

Siempre que utilices un alimento directico, recomendamos acompañar con una buena hidratación

Los alimentos diuréticos pueden aumentar la secreción urinaria, eliminar la retención de orina, inflamación o secreciones irritantes cuando el riñón no está funcionando del todo bien y cuando las toxinas de los alimentos y de los medicamentos que se almacenan en el organismo lo ponen en riesgo de intoxicarlo.

No debes olvidar que la forma más sencilla para aumentar la secreción de orina es injerir mucho líquido, especialmente agua. Debes saber que el agua fría es más diurética que el agua caliente. También poseen efecto diurético las bebidas como la leche, las aguas ligeramente alcalinas y las tisanas de las plantas, así como las frutas.

Debido a la gran cantidad de líquidos y azúcares que poseen, casi todas las frutas tienen propiedades diuréticas

Además de los alimentos señalados anteriormente, otras frutas diuréticas son las naranjas, el melón y la piña, entre otros.

Todos los alimentos diuréticos se utilizan indistintamente cuando los pacientes retienen mucho líquido, por lo cual se utilizan para eliminar líquidos y como dieta para las personas obesas, cuando hay desórdenes hormonales o sufren casos de indigestión.

Las frutas poseen gran cantidad de celulosa o fibra que favorecen a una mejor digestión y a bajar los azúcares.

Por otra parte, las frutas también son una gran fuente de vitaminas, por ello cuando se inicia un régimen dietético con frutas son muchos los beneficios que se obtienen ya que son depurativas y desintoxican al organismo, ayudando a una mejor formación y circulación sanguínea, fortaleciendo los órganos.

La ingestión de ciertas frutas con propiedades diuréticas, como la sandía y el melón, contribuye a mejorar la condición de los artríticos.

Si requieres un efecto diurético, además de los alimentos señalados, hay plantas medicinales que sirven como diuréticos, como por ejemplo la cola de caballo, el té verde, el boldo, el perejil y el tilo entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *