Saltar al contenido

Cenas para bajar de peso

7 mayo, 2018

Cansados ​​y hambrientos, la hora de la cena es la más difícil del día, ordenamos comida para llevar, luego devoramos queso y galletas, abrimos una botella de vino, lo que conduce a una noche de ingesta continua frente al televisor.

Cuando no estás de humor para cocinar

 

Llama a un restaurante local y pide una porción de verduras al vapor con pescado o mariscos (cocinados de cualquier forma menos fritos) y un acompañante integral. También pollo a la plancha con sopa de brócoli o puré (espolvorea con nueces) y queso bajo en grasa, cubra con jugo de limón para sazonar.

 

Si necesitas comer primero

Cuando ya has pasado horas sin comer, puede ser difícil esperar para comer hasta que la cena esté lista. Intente merendar algunas almendras y cómalas poco a poco mientras prepara una sopa rápida y sencilla.

 

En una cacerola mediana a fuego lento, saltee cebollas en dos cucharadas de caldo de verduras bajo en sodio. Agregue col rizada y otras verduras, como tomates y coliflor, agregue una porción de proteína magra, como pavo o frijoles blancos, y si lo desea, una cucharadita de eneldo fresco.

 

Mas una cucharadita de ajo y condimentos como pimiento rojo triturado y pimienta. Llevar a ebullición, taparlo, y luego reducir a fuego lento, revolviendo de vez en cuando durante 10 minutos. Revuelva para calentar, y sirva. Esta preparación también sirve para merendar usando un plato pequeño.

 

Si te gusta preparar las comidas

 

Cocinar en casa es más saludable que ordenar o calentar una cena de microondas. Así tenemos el control directo sobre la grasa, calorías, azúcar y sodio porque lo estás preparando tu mismo. Además, las porciones caseras tienen más sentido que la que ve en muchos restaurantes. Todo esto es clave para cualquiera que busque bajar de paso con cenas saludables.

 

Prepare una frittata vegetariana que puede recalentar durante la semana. La lasaña ligera también se puede recalentar o hacer con sobras, combine pastas, queso cottage sin grasa, salsa y hojuelas de chile (picante), luego desmenuce una salchicha en la parte superior, agregue espinacas y hornee.

 

En un sartén mediano a fuego lento, combina una taza de col rizada o espinaca, y una taza de verduras picadas de tu elección, como brócoli, cebolla y pimientos (verde, amarillo, naranja o rojo). Vierte la mezcla de huevo en un molde y esparce uniformemente las verduras, junto con una taza de frijoles negros.

 

También puedes cocinar camarones pre-cocidos con una cucharada de pesto sin lácteos. Haga una ensalada rápida de espinacas o lechuga romana picada, y de aderezo, un balsámico mezclado con una cucharadita de jugo de limón fresco y mostaza, y media cucharadita de condimentos.

 

Para el postre, come una taza de frutas como uvas, bayas, kiwi, manzanas o pera. Es mejor comer con paciencia, cortar la fruta en trozos y llevarlos uno por uno a la boca con las manos o con un tenedor. No se debe usar azúcar, miel, sirope o leche condensada sobre la fruta por ningún motivo. Yogurt o queso crema bajo en grasa es negociable.

 

La preparación de las comidas la puede dejar para los fines de semana, con proteínas de cocción por lotes, verduras y granos por adelantado para usar en las comidas durante toda la semana es una gran apuesta. No solo esto ayudará a aliviar el estrés de cocinar en la noche ya cansado y con mucha hambre. Sino que la preparación de las comidas hace que la gente cocine en casa con más frecuencia, lo que reduce sus probabilidades de tener sobrepeso.

 

Cuando necesitas comer la cena ya

 

Mezcle salmón o atún enlatado con una cucharadita de mostaza y dos cucharadas de pasta de aceitunas machacadas con alcaparras en aceite de oliva. Rebana un pimiento de cualquier color (verde, amarillo, naranja o rojo) por la mitad, quita las semillas y rellénalo con la mezcla de salmón. Lista la cena!

 

Recetas de cenas fáciles, sanas y diferentes

 

Espagueti cargado: sofríe pimientos, cebollas en aceite hasta que las cebollas sean translúcidas. Mezcle con pasta y edamame.

 

Taza de ensalada de carne y vegetales: cocine quinua según las indicaciones. Mezcle con verduras, carne, brócoli y pimienta en un tazón. Batir aceite y vinagre para aderezar.

 

Pasta de lazos con vegetales: cocine la pasta según las indicaciones y mezcle con aceite, verduras y menta. Sazonar con sal y pimienta al gusto.

 

Fiesta de pizza: hornea la masa de pizza con salsa de hongos, luego mezcle repollo, frijoles, cebolletas, aceite y el jugo de limón, y sirva a un lado.

 

Pollo al horno con setas y batata: hornee el pollo, cubierto con champiñones, cebollín y aceite, por 15 minutos. Hornee la batata por separado por cinco a siete minutos.

 

Sofrito de tofu y quinoa: con aderezo del jugo de una lima no solo agrega chispa a este plato, sino que también agrega antioxidantes que pueden eliminar el estrés, combatir los signos del envejecimiento y rejuvenecer el cuerpo y la mente.